Skip to content

Cómo limpiar y desinfectar el baño

29 octubre, 2020

El baño es una de las habitaciones mas transitadas de la casa, no solo sirve para el aseo personal, sino que por lo general es el lugar donde se acumula la ropa sucia, y el estado de constante humedad provocado por la ducha sumado a los cambios de temperatura hacen que se aun ambiente ideal para la propagación de gérmenes y bacterias.

Por suerte sabiendo cómo limpiar el baño podemos hacerlo muy fácilmente en pocos minutos. En este artículo veremos cómo hacerlo.

Para ser realistas hemos dividido la limpieza en semanal y mensual (sería poco realista pretender que una persona limpie a fondo el baño cada semana). Vamos a ello.

Limpieza del baño semanal

Paso 1: vamos a juntar todas las toallas y alfombras del baño y las ponemos a lavar en el lavarropas (revisar la etiqueta para saber si son o no aptas para lavarropas y cuales son las condiciones de lavado).

limpiar el inodoro

Paso 2: limpiar el inodoro. Primero podemos tirar un buen chorro de limpiador desinfectante para inodoros en su interior y dejar actuar con la tapa cerrada durante unos minutos (en caso de no tener podemos usar lavandina). Luego tirar la cadena un par de veces para que el interior quede limpio.

Con una toallita desinfectante limpiamos la tapa y la superficie de todo inodoro.

limpiar la ducha y bañera

Paso 3: limpiar la ducha y bañera. Es importante limpiar la ducha con un poco de limpiador de baños y remover cualquier resto de jabón o pelos que haya quedado en el desagüe para evitar futuros tapones. Si ves que en las paredes o en la unión de los azulejos está comenzando a hacerse moho o hay rastros de humedad es conveniente pasarle un t rapo con lavandina para evitar que el problema empeore.

limpiar la pileta de baño

Paso 4: limpiar la pileta de baño. Lo ideal es utilizar un limpiador para tal fin pero si no tenemos podemos usar una solución de bicarbonato de sodio con vinagre blanco para remover restos de jabón y maquillaje.

Paso 5: con una toallita desinfectante limpiar los interruptores de la luz, las canillas y los picaportes.

Paso 6: finalmente limpiamos el piso del baño con un trapeador y bastante líquido para pisos o lavandina.

Limpieza mensual del baño

Si hemos seguido los pasos anteriores el baño se mantendrá limpio y podremos dedicarnos una vez al mes o bien cada dos meses a repasar lo más grueso de la limpieza y desinfección del baño, y al mismo tiempo contribuir a su mantenimiento y evitar roturas por descuido.

Debemos estar atentos  al sarro en las canillas, sobre todo en la flor de la ducha ya que suele taparse poco a poco con sarro haciendo que el agua salga cada vez mas despareja y con menor presión.

Para limpiar el sarro podemos retirarla de la ducha (suelen ser a rosca) y sumergirlas durante un par de horas en una solución de agua caliente y vinagre blanco.

Revisar bien en busca de perdidas y goteos. El baño suele ser un lugar problemático con la humedad y a veces es difícil descubrir un goteo a tiempo y esto puede causar mucho daño tanto en nuestra casa o departamento como en el de los vecinos.

Prestar especial atención al fuelle que conecta el inodoro con la pared, a veces con el paso del tiempo se reseca y comienza a perder agua muy de a poco. Este pequeño goteo puede provocar tremendos daños en el sueño y sobre todo en el techo del departamento de abajo si vivimos en un edificio.

Podemos aprovechar esta revisión para limpiar las cortinas de ducha.

Finalmente es aconsejable revisar bien las paredes en busca de señales de humedad y moho. Sobre todo en las paredes cubiertas por azulejos donde es mas difícil detectar y por lo general cuando el problema se ve a simple vista ya es un gran problema.

Las manchas de humedad en la pared y el moho suelen ser imposibles de evitar, pero se limpian muy fácilmente y sin causar daños con un trapo con lavandina (no olvides usar guantes porque es bastante irritante para la piel).

Teniendo estas precauciones una vez al mes y limpiando el baño una vez a la semana podrás contar con un baño que dure muchísimo tiempo, que no cause problemas y que esté siempre limpio y desinfectado.